Canadá por fin tiene un Campeón de la NBA. Son los Raptors de Toronto, inspirados por el accionar de Kawhi Leonard, que han culminado un tour de seis juegos derrotando 114-110 a los cojeantes Warriors, que estaban por quinta temporada consecutiva en una Final de la NBA, ganando tres veces.

No podés darle forma a una hazaña, como lo es ganar tres seguidos estando atrás 1-3, cuando te encontrás seriamente golpeado por varias bajas encabezadas por Kevin Durant, el Más Valioso de las últimas dos finales, los dolores de Kevon Looney, los serios problemas de Klay Thompson fuera de combate faltando 2.19 minutos del tercer período, la retardada recuperación de DeMarcus Coussins y el peligro de las intermitencias de Draymod Green.

No podían los Warrrios con esas heridas, hacerle frente con posibilidades a un equipo tan funcional como lo fue Toronto, con una defensa capaz de defender Troya, y jugadores encendidos como Leonard, Siakam, Lowry, Van Vleet, Danny Green y Gasol. Ciertamente, ganó el mejor.

Curry limitado

Después de su monstruosa actuación en el juego 4, Stephen Curry excesivamente acosado, vio reducida su incidencia. Sin la preocupación de Durant y con Thompson flaqueando, más el lento accionar de Cousins, los Raptors utilizando relevos apropiados en la marca, lograron apretar a Curry, sobre todo con la presión que le colocó encima Van Vleet, incansable en su hostigamiento y con suficiente habilidad para ser incidente consiguiendo posiciones de tiro y buenos disparos desde todas las distancias.

Ah, que con Durant y Thompson todo el tiempo, los Warriors hubieran crecido y Curry dispuesto de mejores opciones para hacerse sentir como factor, es obvio, pero las lesiones condicionaron al equipo que se despedía de Golden State.

El inicio espectacular de Kyle Lowry con un doble y tres triples, estableciendo ventajas de 8-0 y 11-2, resultó clave en el momento del recuento final: la ventaja de 9 antes del minuto tres, fue la más amplia de los Raptors en el transcurso del juego. Thompson con 30, Iguodala con 22 y Curry con 21, fueron los mejores de Golden State.

Equipo compacto

A la enérgica defensa de los Raptors, agreguénle una precisa distribución de esfuerzos de sus atacantes que le permitió a su “as” Kawhi Leonard, no necesitar excederse.

Lowry y el oportuno Siakam registraron 26 puntos, en tanto Leonard, quien marcó los dos últimos libres, y Van Fleet, terminaron abrazados en 22, con Ibaka suministrando 15.

Hay un reconocimiento para el siempre incómodo Drymond Green por sus 19 rebotes, 13 asistencias y 11 puntos, otro triple doble, pero fue uno de los más propensos en pérdidas de balón por su precipitación constante.

Lamentablemente no pudimos ver frente a frente a dos equipos completos. Contar con todos sus titulares, y sobre todo, una excelente banca, facilitó a los Raptors abrirse paso hacia la conquista de su primer banderín de la NBA. Aunque no se llegó al séptimo juego y se cargó de lesiones, fue una serie muy disputada. Ya veremos que maniobran hace los Warriors trasladándose a San Francisco, para la próxima temporada.

Disfrutá lo mejor del deporte con Movistar Tv.

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s