Los Cachorros de Chicago sepultan la maldición

Por Edgard Tijerino | Cronista Deportivo

Los Cachorros de Chicago se coronaron Campeones en la Serie Mundial de beisbol 2016.

No he podido dormir. Mi Smartphone de Movistar, agitado por el mejor servicio de Internet, no ha parado desde el momento en que los Cachorros de Chicago sepultaron la nunca envejecida maldición de la cabra Murphy desde 1945, y terminando con una sequía de 108 años iniciada en 1908.

¿Se imaginan eso? No lo creo. Derrotando por 8-6 a los tercamente combativos y resistentes Indios de Cleveland, los Cachorros confeccionados por Theo Epstein, el mismo Gerente que terminó con la maldición de los Medias Rojas en Boston, dispararon tres jonrones salidos de los bates de Dexter Fowler, Javier Báez y David Ross, y luego de ver esfumarse dramáticamente una ventaja de 6-3 a solo cuatro outs de la ansiada conquista, utilizaron los cañonazos de Ben Zobrits y Miguel Montero, para decidir la batalla en 10 entradas, después de una suspensión por lluvia.

La proeza

Sólo cinco de 44 equipos que habían estado contra las cuerdas necesitando ganar tres seguidos para salir del hoyo, lograton proyectarse hacia la conquista del banderín, el más reciente en 1985, los Reales de Kansas City frente a los Cardenales de San Luis.

Ahora hay que agregar a estos Cachorros inyectados de juventud, milagrosos y triunfantes, un equipo que fue máximo ganador de las mayores con 103 éxitos y supo derrotar a los Dodgers de Clayton Kershaw y estos Indios de Corey Kluber.

festejo_cubs1.jpg
Créditos: @Cubs

Raramente en el último duelo, los más temidos relevistas del beisbol, Andrew Miller de los Indios y Aroldis Chapman de los Cachorros fueron bateados, estremecidos incluso por los jonrones de Javier Báez y Rajai Davis.

Entre tantas emociones, fue desgarrador ver como un lanzamiento desviado de Jon Lester funcionando como relevista, facilitó dos carreras, y como el estacazo de Davis, terminaba de borrar una desventaja de tres carreras, forzando el empate 3-3, quebrado definitivamente en el décimo.

Así fue

El primer juego lo ganaron los Indios 6-0 apoyándose en un pitcheo fabuloso de Corey Kluber y par de jonrones disparados por el receptor venezolano Roberto Pérez; respondieron los Cachorros en la segunda batalla imponiéndose 5-1 cabalgando sobre la faena monticular de Jake Arrieta y cierre de Chapman.

Al trasladarse la Serie a Chicago, al legendario Wrigley Field, los Indios se adelantaron con dos grandes, el primero por 1-0 con Josh Tomlin apretando tuercas y eficaz relevo de sus tres escopetas, y el segundo 7 por 2 otra vez con Kluber manejando las riendas desde la colina. Ahora los Cachorros necesitaban realizar una hazaña, ganar tres seguidos con la soga al cuello, y lo consiguieron: triunfaron apuradamente 3-2 en el quinto juego con pitcheo de Jon Lester y cierre de Chapman; volvieron a imponerse 9-3 en el sexto duelo con buen trabajo de Arrieta y la utilización innecesaria de Chapman, y cerraron venciendo 8-6 en el juego crucial con un bateo fluído, potente y oportuno, que no flaqueó.


Blog-Tijerino

Edgard Tijerino es cronista deportivo con casi 50 años de experiencia, dentro de los cuales ha fungido como editor y redactor de los principales diarios nicaragüenses. Asimismo, está al frente del programa radial Doble Play.
Fotografía de portada: Los Cachorros de Chicago festejan el fin de 108 años de sequía tras vencer en 10 entradas por 8-7 a los Indios de Cleveland. / GETTY IMAGES

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s