Cuarto duelo, otro enigma

Por Edgard Tijerino | Cronista Deportivo

Mientras los nicas eligen el internet de Movistar, con la seguridad que permite navegar más y mejor, los equipos Boer y Dantos saltarán esta noche al terreno del Estadio Nacional entre la inseguridad, para protagonizar la cuarta batalla de esta Serie Final tan intensamente disputada, y por ahora, con los Dantos en ventaja 2-1, pero todavía aturdidos por el trancazo de Juan Carlos Urbina.

Lo único seguro es la presencia de Roger Marin como abridor por el Boer, en tanto el timonel de los Dantos, Cruz Ulloa, se está tomando todo el tiempo para hacer su escogencia, en vista que no puede utilizar a Jorge Bucardo.

No se espera ningún cambio en las alineaciones, por no disponer de peloteros para aplicar variantes. Hasta hoy, el alarmante descontrol del pitcheo ha ensombrecido la final. Ningún árbitro puede disfrazar strikes, aunque lo hacen los bateadores, no impulsados por la desesperación, sino afectados por su poca habilidad.

pgrz6m

Lo fatal

Ha estado en el aspecto defensivo, no solo en los errores registrados por las reglas de anotación, sino en el aspecto mental con malas decisiones, con un alto costo, como lo hemos dicho reiteradamente, el arte de la defensa, exige estar preparado para saber que hacer una vez que la pelota llegue.

Pero hemos visto como, con una pelota bateada al cuadro interior, en lugar de tirar al plato para un necesario out forzado, se busca como ir a pisar una base, y esa falla abre una gran grieta.

¿Y qué decir de entrar por un machucón en la zona de tercera y cambiar un seguro out en primera, por una búsqueda de lo imposible, girando difícilmente sobre tu propio cuerpo para tirar a la antesala, llenando las bases? Otra falla por la que se tuvo que pagar un precio muy elevado.

Inexplicablemente se decide enviar a tocar pelota a tu cuarto bate, rey de los empujadores, con un hombre circulando sin out y el marcador en contra 0-1 en el sexto inning.

Son errores que no aparecen en los box scores, a diferencia de los seis que cometió el Boer en la primera batalla, pero que desequilibran.

Preocupante

Ha sido la falta de efectividad de los relevistas que parecen estar al servicio del adversario. Esos bullpen ha sido incapaces hasta de manejar una ventaja de cinco carreras con solo tres outs pendientes; han permitido tres carreras sin hit en contra, consecuencia de bases por bolas y pelotazos.

Cuando la importancia del pitcheo de relevo es mayúscula en el beisbol actual, aquí es algo de inseguridad asfixiante para los managers. Para el Boer, perder hoy, equivale a entrar en agonía casi sin esperanzas de resurgimiento. Los Dantos tienen mayor margen.

 

 

 

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s