Argentina cae

Por Edgar Tijerino | Cronista Deportivo

Fue obvio que el astro argentino Lionel Messi, necesitaba de una recarga como las que ofrece MOVISTAR, que nunca se vencen.

Al fallar el primer penal después de la tapada de Sergio Romero a Arturo Vidal, Messi malogró la posibilidad de adelantar al equipo gaucho en la definición desde los doce pasos en el cierre de la Copa América Centenario.

Finalmente, al fallar Bigglia, Argentina cayó por 4-2 y Chile volvió a coronarse. En ese instante, Messi rompió a llorar y en la rueda de prensa, destrozado, informó que no volvería a vestir el uniforme de la Selección de su país después de no poder ganar ninguna de cuatro finales en las que ha participado.

Puede decirse que esa “tirada de toalla”, impactó más que la derrota. No se esperaba considerando que el crack acaba de cumplir 29 años y se encuentra en plenitud.

Las exigencias que se le hacen con el equipo nacional de Argentina, son mayúsculas, como si un solo hombre entre once esfuerzos, estuviera en capacidad de ganar campeonatos. “Ya lo intenté mucho. Me duele no ser campeón con Argentina. Así que me voy sin poder conseguirlo”, dijo el considerado mejor jugador del planeta.

La gran opción

La tuvo Gonzalo Higuain, el goleador de la Liga Italiana con el Nápoles en el minuto 20, cuando Argentina en pleno crecimiento, ejercía presión a base de buen manejo y aprovechando la concentración de esfuerzos chilenos en mantener a Messi bajo control, incluso de la forma más friccionada posible, sin importar las faltas.

Fue en ese momento, con Chile tratando de salir hacia adelante, ocurre algo inesperado: Medel pierde una pelota que toma Higuain y se proyecta de inmediato hacia el área mientras el arquero Bravo se precipita con determinación achicando el ángulo.

El mano a mano es favorable al artillero, pero Higuain no puede resolverlo y su remate escapa por la izquierda junto al poste ante la desesperación de Medel por llegar a tiempo y corregir su falla.

No pudo Higuain, igual que frente al equipo de Alemania en la final de Brasil en el 2014, lograr la definición que establecía el 1-0 tan significativo. A partir de ese instante, el equipo chileno, abriendo juego, estaba consiguiendo penetraciones desequilibrantes, cuando Marcelo Díaz es expulsado en el minuto 28, quedando con 10 hombres.

 El casi gol del Kun

Argentina no pudo aprovechar disponer de un hombre más por 15 minutos, y en el 43, Marcos Rojo es sacado del escenario nivelando el personal de los dos equipos 10-10 mientras Argentina comenzaba a perder ritmo, velocidad y entendimiento.

En un partido con más lucha que juego, el Kun Agüero ingresó por Higuain y después de una estupenda atajada realizada por Romero a Vargas antes del minuto 90, en el alargue, sobre un centro de Messi en el 99, un golpe de cabeza del Kun, con la pelota describiendo una peligrosa parábola, el arquero Bravo logra cachetearla providencialmente, evitando el gol de la muerte rozando el travesaño.

El 0-0 se mantuvo hasta la llegada de los penales. Ataja Romero a Vidal y falla Messi tirando hacia las tribunas con Bravo inclinándose al lado equivocado. Acertaron Castillo, Aranguiz, Beseojeur y Silva por Chile, fallando Bigglia el cuarto intento de Argentina. Una vez más, el equipo gaucho y Messi, salen frustrados de una final.


Blog-TijerinoEdgar Tijerino es cronista deportivo con casi 50 años de experiencia, dentro de los cuales ha fungido como editor y redactor de los principales diarios nicaragüenses. Asimismo, está al frente del programa radial Doble Play.

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s