Rosendo tumba al “Finito”

Por Edgar Tijerino M.

 MOVISTAR nos lleva hoy al rincón de los recuerdos por un motivo especial. Hace 18 años, en el mes de marzo de 1998, en la Arena México, el destructivo golpeador pinolero Rosendo Alvarez, derribó espectacularmente a Ricardo “Finito” López en el segundo asalto, antes de ser víctima de un fallo empate cuestionado hasta por el público azteca.

Un involuntario choque de cabezas en el séptimo asalto obligó a la suspensión del combate y una revisión de tarjetas. Después de una tardanza interminable, un juez votó por Rosendo, otro por “Finito” y el tercero estableció el empate, con sabor a derrota para el invicto López, realizador de 20 defensas en las 105 libras.

 El nica dijo que en cualquier otro lado habría salido con la victoria. “Quiero la revancha en donde sea, menos en México. Nunca vi al famoso gran campeón” apuntó, y con ojos centellantes expresó: “Me robaron la pelea, me robaron”, agregando: “Creo que hice lo suficiente para ganar por decisión técnica. Todo mundo vio que iba arriba en las puntuaciones. No sé de dónde sacaron ese empate. Quiero la revancha, en donde sea, menos en México. Que sea en Los Ángeles o en Nicaragua, pero aquí no”.

 El nicaragüense se extendió: “El público y la prensa mexicana e internacional vieron que yo fui el auténtico ganador, la prueba es que a mí fue al que ovacionaron. A Ricardo lo lastimé varias veces, y nunca vi al famoso gran campeón mexicano. Nunca me lastimó, nunca me tocó, no sentí esa pegada de la que hablan. En la caída lo agarré con la derecha cuando los dos buscamos el cambio de golpes. Después de eso. Ricardo nunca quiso presentar pelea abierta, prefirió huir”.

 De los cabezazos y el corte de Ricardo, el nica afirmó que se produjeron por el estilo de ambos, y que fueron accidentales. En aquella ocasión, Ricardo López habló poco de lo sucedido arriba del ring contra el nicaragüense Rosendo Álvarez y se limitó a decir que “me hubiera gustado ganar. El empate no es bueno, así que buscaré una segunda confrontación con el centroamericano”.

 En su camino hacia el vestidor, López y su equipo de colaboradores estaban más preocupados por contener la hemorragia en la ceja derecha del todavía campeón, que por el resultado del combate. “No me dañó Álvarez cuando me envió a la lona. Fue un descuido y logré reponerme”, sostuvo el invicto campeón del Consejo Mundial de Boxeo. Por su parte, Álvarez tomó las cosas con calma al decir que “yo solo hago mi trabajo, salgo a pelear”.

 El doctor Horacio Ramírez Mercado decidió que el “Finito” López no siguiera peleando. La herida de cinco centímetros en la ceja derecha, había afectado el tejido celular y el musculo del ojo, por lo cual era peligroso que continuara su Guerra. “Es una herida de aproximadamente 5 centímetros de longitud en forma triangular en la ceja derecha, y afecta tejido celular y músculo, y era bastante peligroso, no podía seguir. No sé si accidental, pero si ameritaba que se suspendiera la pelea”.

 Ocurrió hace 18 años.


Foto de Portada: http://trancazos.entravision.com

Blog-Tijerino
Escribir una leyenda
Edgar Tijerino es cronista deportivo con casi 50 años de experiencia, dentro de los cuales ha fungido como editor y redactor de los principales diarios nicaragüenses. Asimismo, tiene 35 años al frente del programa radial Doble Play.

	

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s