Se corona Rivas

Por Edgar Tijerino.

Con una recarga de MOVISTAR, esas que no caducan, el brazo zurdo de Carlos Teller realizó un estupendo relevo largo de cinco entradas ponchando a siete, garantizándole al Rivas el difícil sostenimiento de una ventaja de dos carreras, reducida por el Oriental a última hora, para imponerse 4-3 y conseguir su segundo título en nuestro beisbol profesional ante una gigantesca multitud que sometió a prueba la resistencia del Estadio de Granada.

Los Tiburones, peleando con la bravura de siempre, murieron en casa de cara a las estrellas, con los bates agitados, los dientes apretados y sus corazones retumbando, con el público mostrándoles una adhesión llamativa y merecida.

Entre el júbilo de los sureños, la luz de la luna y una suave brisa parecían bañarlos imaginariamente. Tanto sufrir y tanto padecer, había terminado. No más el pitcheo mortificante de Cubillán, olvidemos las fallas defensivas y todas las fragilidades, tener el trofeo, no tenía precio. Un momento sublime por encima de todos los recuerdos que serán archivados en el Cofre de los Tesoros.

Trancazo en el arranque

El jonrón abridor de Feliz, la arremetida de tres carreras en el tercero con el doblete de Yurandel, el sostenimento del abridor Aristil entre la incertidumbre, y sobre todo, el relevo largo y de dominio del zurdo Teller, sepultaron a los bravos Tiburones, que presionaron fuerte en el último grito del drama para acercarse 4-3.

En el propio inicio, con el partido en frío frente a Fidencio Flores, el Rivas saltó adelante 1-0 por el jonrón de Anderson Feliz encima de la pared del left field. Uno de esos batazos que aún sin embasados, golpean el ánimo de una multitud.

En el tercero, Rivas volvió a la carga aprovechando dos golpes de Fidencio para estirar su ventaja 4-0, muy significativa. Un cohete de Yurandel que se extendió hasta el rincón del jardín derecho levantando polvo, impulsó dos y sacó de la trinchera a Fidencio haciendo entrar a José Villegas. Hit de Britton después de fallar Allen, produjo la tercera carrera sureña de ese inning.

Responden tiburones

En la otra acera, Jonathan Aristil trabajó cuatro ceros pero en el quinto, fue asaltado con tres hits seguidos de Linares, Renato y Moisés Flores, que llenan las bases sin out. Aunque eliminó a Fausto Suárez con un roletazo al short anotando Linares, el manager Mesa le quitó la bola llamando a Carlos Teller para pitchearle a Campusano.

No se pudo evitar una segunda carrera, raramente producida por un ponche, pero a partir de ese momento, Teller manejó todas las situaciones, excepto la del noveno inning, permitiendo ese acercamiento 4-3 que agigantó el suspenso pero no cambió el desenlace.


Foto de portada: La Prensa.

Blog-TijerinoEdgar Tijerino es cronista deportivo con casi 50 años de experiencia, dentro de los cuales ha fungido como editor y redactor de los principales diarios nicaragüenses. Asimismo, tiene 35 años al frente del programa radial Doble Play.

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s