Asombroso resurgimiento del Rivas

Por Edgar Tijerino.

¡Qué manera de resucitar la del Rivas! Resurgimiento improbable culminado por el hit de Darrel Campbell con las bases llenas en el inning 11, después del ponche rompe corazones rivenses de Ramón Flores para el segundo out.

Ese batazo adelantó al Rivas por vez primera en el juego 9-8, y José Luis Sáez rechinando sus dientes, sostuvo esa ventaja frente con un cierre preciso, ayudado por una estupenda atrapada de Britton.

Revisaba los detalles de todo lo ocurrido en mi Smartphone de MOVISTAR y me resistía a creerlo. El equipo sureño fue capaz de salir de las cenizas y arrebatarle al Oriental un partido que perdía 8-2 a la altura del octavo inning, con sólo seis outs pendientes y Darwin Cubillán listo para rematar el trabajo monticular realizado por Róger Luque.

Provocando asombro, el Rivas fabricó cuatro carreras en el octavo después que un jonrón del incontrolable William Vásquez hizo sonar el despertador, y en el noveno, con otras dos producidas por el jonrón del hasta entonces adormecido Luis Allen, estremeciendo al “as” Cubillán, equilibró la pizarra 8-8 cobijando de tristeza las super pobladas tribunas que previamente navegaban ruidosamente entre el júbilo de colocarse a un paso de conquistar el título.

La tolerancia con el pitcheo de Luque en el tenebroso octavo inning, pagó un precio muy alto al no poder resolver Cubillán el noveno con dos outs y uno a bordo, defendiendo una ventaja de dos carreras 8-6.

En el cierre, José Luis Sáez colgó un gran cero, del alto del Momotombo, obviando dos fallas defensivas, una mental de De Caster con un hombre atrapado, y otra en pelota mal fildeada del short Feliz, y el juego se extendió a horas extras.

El Oriental arrancó ganando 2-0 por jonrón de Juan Carlos Torres con Pacheco circulando, pero Rivas respondió con vuelacercas de Mateo en el segundo, y empató en el tercero aprovechando una falla defensiva de Torres en primera.

El suspenso del 2-2 fue averiado en el tercero, cuando los Tiburones fabricaron cuatro carreras sacando a Teller, agregando una en el quito y otra en el séptimo, ampliando la diferencia 8-2.

Rivas parecía más sepultado que el Conde Drácula, cuando reaccionó en los innings 8 y 9, forzando el empate 8-8 que fue quebrado por el hit de Campbell en el inning 11, con la angustia invadiendo los dos dogouts y por supuesto flotando en las tribunas.

Ahora la serie final se encuentra 3-2 del lado del Rivas.


Foto de portada: Darrel Campbell impulsó la carrera del triunfo. El Nuevo Diario.

Blog-TijerinoEdgar Tijerino es cronista deportivo con casi 50 años de experiencia, dentro de los cuales ha fungido como editor y redactor de los principales diarios nicaragüenses. Asimismo, tiene 35 años al frente del programa radial Doble Play.

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s