Impresiona el Real Madrid

Columna deportiva por Edgar Tijerino M.

Así como impresionan todas las propuestas de MOVISTAR a sus usuarios, así impresiona tanto en su configuración hombre por hombre, sector por sector, y sobre todo en su funcionamiento, el poderoso Real Madrid, invicto con dos empates y cuatro victorias en el arranque de la Liga.

No puede ser cuestionado el rendimiento del equipo de Benítez frente al Málaga por el empate 0-0. Sigo frotando mis ojos, sacudiendo mi cabeza y tratando de escapar al asombro.

¿Cómo fue posible para el Málaga evitar una ruidosa goleada y transformarla en un 0-0, pese a ser el equipo inferior, ferozmente acosado, quedando con un hombre menos desde el minuto 76? Inexplicable, pero ocurrió amigos.

El arquero camerunés Carlos Kameni de 31 años, colgándose de la nada y deslizándose fantasmalmente por el piso, realizando atajadas imposibles, con el agregado de la fatalidad, condenaron al Real Madrid afectado por dos goles anulados y una milagrosa sacada del brasileño Weligton en la propia raya, a ese insólito empate 0-0, que le roba otros dos puntos y lo saca del liderato en la liga española.

No vamos a juzgar al Madrid por el arte de la movilización para desequilibrar, porque en vista de su facilidad de llegada con claridad y contundencia, consiguió múltiples posiciones de tiro, más de 30 para ser precisos. El equipo blanco fue directo a la agresión sostenida y Kameni comenzó a estirarse, volar, reaccionar una y otra vez ante lo inesperado, manteniendo el cero. No sé, si en algún momento, Cristiano, Jesé –que salió lesionado en el minuto 60– Isco y Benzema, estuvieron fuera del área. ¡Cómo activaron sus gatillos!

El Madrid era un oleaje y el Malaga se sentía sacudido por un Tsunami. De repente, en el minuto 48, fue necesario que Keylor Navas aplicara un manotazo providencial sobre un disparo envenenado de Recio que todos vimos entrar en la escuadra superior derecha del arquero tico. ¡Uh, qué salvada!.

Un equipo sin goles en sus primeros cinco juegos, buscaba el primero en un duelo cero-cero que parecía alargarse por toda la eternidad pese al dominio del Real Madrid.

Llegó el momento, cuando la resistencia del Málaga estaba por romperse y Weligton sacó en la raya esa pelota empujada por Isco en el minuto 82, en que asegurar el empate con un hombre menos, culpa de la expulsión de Amrabat en el minuto 76, era más importante que lograr el primer gol en la Liga.

Después de ejercer tanta presión, en los dos últimos minutos de reposición, dos cabezazos escalofriantes de Cristiano, salieron desviados. Difícil recordar al portugués con tantas oportunidades de marcar en un juego, como frente al Málaga, inútilmente. No pudo imponerse el Madrid, pero no tiene nada que reprocharse, excepto que se le negó el gol, por lo menos uno.


*Fotografía de portada: El jugador de Real Madrid, Karim Benzema. (AP Photo/Alvaro Barrientos).

Blog-TijerinoEdgard Tijerino es cronista deportivo con casi 50 años de experiencia, dentro de los cuales ha fungido como editor y redactor de los principales diarios nicaragüenses. Asimismo, tiene 35 años al frente del programa radial Doble Play.

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s