Gana Erasmo, muere el Barsa

Columna deportiva por Edgard Tijerino M.

Como si estuviera utilizando una recarga de MOVISTAR en su brazo derecho, Erasmo Ramírez volvió a ofrecer una llamativa demostración de su pitcheo superando al zurdo Scott Kazmir y derrotando a los Astros de Houston, líderes del Oeste en la Liga Americana por 7-2, para obtener su décimo triunfo de la temporada con ocho aperturas pendientes.

Apoyado por una ofensiva de cuatro carreras desplegada por Tampa en el primer inning, Erasmo sólo atravesó por dos sobresaltos, uno ellos provocado por el jonrón de Evan Gattis, pero limitó a dos carreras a los Atros durante cinco entradas y dos tercios, mejorando a 3.57 su efectividad.

Erasmo, con su pitcheo crecido, regresará a la trinchera el próximo domingo frente a los Atléticos de Oakland y su “as” Sonny Gray, vencido ayer 4-2 por los Orioles de Baltimore, equipo que batalla por ganar el Este de la Liga Americana, el sector más encendido e impredecible de las Ligas Mayores.

Murió el Barsa

En tanto en el Nou Camp, el poderoso Barcelona no pudo salir del hoyo y fue fulminado por el Athletic de Bilbao con un empate 1-1 forzado por el gol de Aduriz… Escapar a la estocada mortal era era improbable, pero ocurren milagros.

¿Por qué no? dijeron varios, Luis Enrique incluido, frente al reto de golear en la revancha, aún estando conscientes de necesitar dos o tres Messi para eso. Las tempranas posibilidades de Pedro y de Pique, está último con estallido en el travesaño, alertaron al Bilbao y agitaron a la multitud. Ahí estaba la agresividad que se requería para apretar al Athletic, haciendo pensar que podría ser sostenida suficiente tiempo.

Firme atrás, el Bilbao supo distribuirse en una correcta cobertura mientras Messi, distante del área, tardaba en aparecer. El avance del reloj comenzó a jugar contra el Barsa que muy pálido en el centro del campo, sin poder asegurar proyecciones rápidas ni lograr penetraciones con desbordes, no le sacaba provecho a la posesión del balón, algo que no incomodó al Athletic en la primera batalla.

Messi envió señal de vida

La confianza del 4-0 anterior, no hizo crecer el atrevimiento del Bilbao, ni lo obligó a un repliegue prudente pese al buen juego desplegado por el equipo azulgrana en la primera mitad. Interceptar pelotas para quebrar triangulaciones y cerrar espacios para evitar recepciones claras en el área, le funcionó al Athletic durante 41 minutos, hasta que esa pelota aérea llegada desde la derecha, fue empujada hacia Messi por la pechada de Luis Suárez.

La destreza del argentino le facilitó bajar apropiadamente el balón y rematar con zurda para establecer el 1-0. Una señal de vida antes del descanso, era saludable.

La expulsión de Piqué consecuencia de un fuerte reclamo, fue una cuchillada para la multitud. Obviamente quedar con un hombre menos, recortaba drásticamente la posibilidad de un milagro, y le quitaba capacidad de progresión al Barsa, al no poder agilizar la recuperación de balones. Y en el minuto 73, Aduriz libre de marca, recibe desde la derecha con la defensa del Barsa desorientada. Su disparo rasante lo devuelve Bravo, pero muy frontal y sin la necesaria fuerza. El segundo intento de Aduriz a portón abierto, es suave, bien colocado, fijando el 1-1 que terminó de estrangular al Barsa en esta Supercopa.

*Fotografía tomada de Códice Informativo

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s