¿Cuántos triunfos más conseguirá Erasmo?

Columna deportiva por Edgard Tijerino M.

Mientras ustedes comprueban como andan sus recargas con MOVISTAR, ahí está Erasmo Ramírez calentando el brazo para su siguiente apertura. Después de casi un mes esperando la novena victoria de Erasmo Ramírez, que  permanecía oculta con una terquedad que llegó a alterar nuestro sistema nervioso, por fin se produjo al imponerse a los Bravos de Atlanta, y ahora, de frente a sus próximas ocho aperturas, nos preguntamos ¿Hasta dónde será capaz de avanzar?

Qué bueno sería verlo ganar unos cinco juegos. Sin duda una gran pretensión que lo llevaría a 14 victorias, las mismas que consiguió Denis Martínez en su primera temporada completa durante 1978 con los Orioles.

Hay mucha expectación alrededor de Erasmo. ¡Qué fácil se vio su dominio mientras sacaba 16 outs consecutivos después de superar ciertas dificultades en las dos primeras entradas! Quedó la impresión, durante ese trayecto de cinco entradas perfectas, que los Bravos no existían frente al plato. Cada uno de ellos se veía pálido. Parecían fantasmas, hasta que el hit abridor de Adonis García en el octavo, hizo que lo retiraran de la colina, no por desgaste sino por prudencia. Era el momento de los hombres del bullpen y Brandon Gómez, supo resolver.

Previamente, en el cierre del séptimo, el jonrón de dos carreras disparado por Kiermaier con Asdrúbal Cabrera circulando, terminó con la intriga. Los Rays tomaron ventaja de 2-0 que resultó definitiva en vista que después del buen relevo de Gómez, Xavier Cedeño cerró puertas sacando los dos últimos outs para apuntarse su primer rescate. El apoyo oportuno que tanta falta le había hecho al pinolero, hizo acto de presencia con ruido de tambores.

Una acción precipitada de los Bravos en el primer inning, enviando al plato desde primera al rápido Cameron Maybin con un batazo de Markakis al rincón del jardín derecho, facilitó un out importante. En lugar de dos adversarios en posición anotadora con sólo un out, Erasmo tenía sólo uno y dos fuera. Eliminó a Pierzynski el cuarto bate desvaneciendo el peligro de otro inicio vacilante y comenzó a retorcer bates con un gran control. No cedió pasaportes en los siete episodios, ponchando a cuatro.

En el segundo, con dos outs, los Bravos colocaron a dos en base por hits de Adonis García y Andrelton Simons, pero el nicaragüense liquidó a Eury Pérez, asegurando el cero. A partir de ese instante, se mostró intransitable. Los Bravos veían tan lejos la primera base, como la torre Eiffel desde el estadio de Tampa.

El venezolano Williams Pérez, fue un hueso duro. Sólo había permitido dos hits en los primeros seis innings antes de sentir que su cuello giraba frenéticamente con el estacazo de Kiermaier, su quinto de la campaña. Eso no evitó que Pérez completara su primer juego, algo que Erasmo todavía no consigue.

Volvió la luz y ganó Erasmo… ¡Cómo nos entusiasma eso! La intriga atravesando por un buen año es ¿Cuántos triunfos podrá agregar?

 *Fotografía tomada de La Prensa.

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s