Espectacular goleada de Argentina

Columna deportiva por Edgard Tijerino M.

Haciendo propuestas espectaculares como las de MOVISTAR a sus clientes, realizando un futbol fulgurante y destructivo, Argentina danzando alrededor de la brillantez a ratos cegadora de Lionel Messi, apoyándose en la destreza de Javier Pastore y la facilidad de llegada y contundencia de Angel DiMaría, goleó por 6-1 al equipo de Paraguay que se había convertido en un rival durísimo, incluso para los propios argentinos en el duelo de la fase de grupos que terminó 2-2.

Argentina se adelantó con gol de Marcos Rojo recibiendo un centro preciso de Messi desde la izquierda en el minuto 14 y aumentó 2-0 con un gol de Pastore sobre entrega rasante de Messi. El 2-0 fue fracturado por el gol de Lucas Barrios al tomar en la frontal un cabezazo de Valdés que interceptó sorpresivamente una pelota dirigida hacia Pastore a los 42 minutos. De inmediato, saltó al escenario el fantasma del 2-2, sobre todo porque Paraguay adelantó el tiempo de recuperación marcando en el primer tiempo.DOS ESTOCADAS DE DI-MARIA

Sin embargo, la probable preocupación argentina, fue sacada rápidamente de la cancha y desapareció huyendo. Dos goles gauchos en los primeros siete minutos del segundo tiempo marcados por Angel DiMaría, uno en el sector izquierdo y otro en el derecho, siempre con zurda, terminaron con la intriga y garantizaron la tranquilidad y flexibilidad de Argentina para borrar totalmente de la cancha todo esfuerzo paraguayo.

Al excederse Argentina en su funcionamiento, Paraguay se vio drásticamente reducido a la nada, resignándose a soportar una presión primero intensa y después un dominio frío con movimientos precisos. Los goles de Agüero, certero cabezazo recibiendo por arriba de Di María y el de Higuain, todavía ajustando los cordones de sus botines al ingresar precisamente por Agüero, fijaron el 6-1, impensable al momento de ponerse en movimiento el balón.

Paraguay entró a mostrarse como retador. El reciente 2-2 en el duelo correspondiente a la fase de grupos viniendo desde atrás para borrar un 0-2, avalaba esa osadía, pero Argentina logró establecerse por el centro, hacer las conexiones requeridas y comenzar a incursionar con seguridad, obviando las tarjetas amarillas a Rojo y Bigglia. En el minuto 14, el primer gol gaucho, precisamente de Rojo, un defensa moviéndose en el área pequeña recibiendo un centro medido de Messi desde la izquierda. Bajada de pelota, dominio del espacio y remate de zurda, no potente, bien dirigido, rasante, inutilizando al arquero Villar.

MESSI MUY AGITADO

A los 21, Pastore casi concreta una posibilidad dorada recibiendo del casi siempre agitado Messi, pero su disparo de zurda, fue rechazado por Villar. En el minuto 26, la segunda puñalada de Argentina. Messi por el centro entrega por el piso a Pastore que desde la frontera del área grande, acierta con derecha llevando el balón a las redes, frustrando el intento de achique de Villar. Con Argentina en ventaja 2-0, Paraguay pierde al dinámico chavalo Derlis González golpeado por DiMaría ingresando Bobadilla, y se ve obligado a reemplazar al veterano Roque Santa Cruz, entrando en acción Lucas Barrios, quien casi de inmediato, sobre el minuto 31, consiguió ser incidente.

Ese gol de Barrios en la recta final de la primera etapa, agigantó a Paraguay mostrándolo con una intensidad tan llamativa, que Martino casi mastica su reloj esperando el final del tiempo inicial. Hay que apuntarle merito mayúsculo a Bruno Valdes quien viniendo desde atrás, elevándose por encima de Pastore se anticipó cabeceando un balón hacia la frontal, directamente para la apropiada recepción de Barrios, quien superando una barrida, cañoneó con derecha agujereando a Romero.

La insistencia paraguaya permitió fabricar otra gran opción con entrega del mismo Valdés y entrada de Bobadilla por la derecha, malograda a última hora con Martino aullando en busca de una tregua. El sonido del silbato, finalizando los primeros 45 minutos, debió parecerle una sinfonía calmante a los argentinos. Los hombres de Martino regresaron del camerino sin cambios pero con una voracidad que sorprendió a Paraguay, emocionó al público y garantizó un show no visto en esta Copa, agigantando la diferencia hasta ese 6-1 brutalmente impactante.

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s