Columna deportiva por Edgard Tijerino M. 

Nada mejor que los Smartphone de MOVISTAR para chequear la pelea Mayweather-Pacquiao que paralizará el planeta boxeo. Floyd es ligeramente favorito pero hay un gran respeto por la agresividad y contundencia de Pacquiao. ¿Quién prevalecerá? Nadie lo sabe. ¿Qué sería lo sorprendente? Sin duda que se registre un nocáut de cualquier lado, sobre todo por parte de Mayweather, aunque también lo sería de conseguirlo Pacquiao, porque Floyd sólo registra una falsa caída frente a Carlos Hernández.

Mayweather no sólo está tratando de sobrevivir como ganador invicto a los 38 años, sino de impactar con un triunfo rotundo. De lograr robarle la iniciativa a Pacquiao, lo que hizo con Mosley después de sufrir angustiosamente un impresionante doblez de rodillas, Floyd podría sentirse lanzado en busca del nocáut, como frente a Ricky Hatton. La precisión de su golpeo, sobre todo en las contraofensivas, puede resultar decisiva.

Manny Pacquiao Por supuesto que la mayor cuota de poder, está en los nudillos de Pacquiao, quien seguramente, concentrará sus primeros esfuerzos en volcarse agresivamente al igual que Maidana. Su perfil zurdo y ese consistente y frecuente golpeo con las dos manos, sincronizado con su movimiento de piernas, lo convierten en un agresor temible. Obviamente lo sabe Mayweather, quien prioritariamente, intentará ser Manolete frente al toro con su espada lista para las estocadas.

Un probable duelo mental tan interesante como excitante, pese a los temores de no poder ser testigos de una pelea vibrante de prevalecer una natural cautela en cada peleador, sin subestimar el daño que puede provocar Floyd cuando se suelte y se desborde. La sabiduría de Roach, quien también manejó a De la Hoya en su combate con Mayweather, debe tener listas diferentes propuestas para desequilibrar, pero “Money” está acostumbrado a resolver sin perder mucho tiempo.

La agresividad de Manny ha sido muchas veces imprudente y Mayweather tiene capacidad para plantarse a ratos a cambiar golpes, sacando provecho de su longitud de brazos y rapidez en las ejecuciones. Lo hemos visto funcionar en ese accionar que desajusta al rival y le permite ser más efectivo. Es por esa razón, que no se puede descartar que Floyd tome las riendas, vaya a fondo y defina el combate. Dispone de la necesaria contundencia.

Esta posibilidad de la aparición del nocáut es más viable, cuando la pelea entre a su envejecimiento, es decir después del sexto asalto, un momento en que los músculos gimen y los reflejos parecen perezosos. Uno piensa que Floyd no está preocupado por la capacidad de agresión de Manny. Es lo que él espera, un aluvión de golpes, igual que con Maidana. Hasta hoy, ese plan no ha funcionado en su contra, pero Pacquiao puede ser más frenético que cualquier otro rival, ansioso de un triunfo grandioso.

Según Miguel Cotto, compañero de Manny bajo la mirada de Roach, el filipino va “a matar a Floyd”. Cotto se enfrentó a ambos, pero tiene una inclinación explicita hacia Pacquiao, que no le permite considerar como éste ha sido fuertemente golpeado por púgiles sin la movilidad y destreza de Mayweather, todavía difícil de controlar a sus 38 años con poco castigo recibido.

1 Comentario »

  1. many va hacer el campeon leva aquitar lo lokito k tiene d contrincante .many dara dorrecho d ajilidad d su destresa en sus combinaciones

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.