González ruge y establece marca jonronera

Columna deportiva por Edgard Tijerino M.

Arrasando con el pitcheo adversario, como lo hace MOVISTAR con sus permanentes ofertas, el fiero artillero mexicano de los Dodgers de Los Angeles, Adrián González, estableció marca jonronera para un arranque de temporada, volándose tres veces la verja contra los lanzamientos de Andrew Cashner de los Padres de San Diego. Agregando sus dos cuadrangulares en los primeros dos juegos, González ha conectado cinco en tres, un hecho sin precedentes, que abre expectativas para superar su récord personal de 40 en el transcurso de la campaña.

ADRIAN-GONZALEZ

Desde siempre, descargar más de 10 jonrones en el mes de abril, que todavía es de calentamiento después del fogueo primaveral, es impresionante. Cuando Ken Griffey y Luis González se volaron la cerca 13 veces, estiraron el reto, y más adelante, dos latinos, Alex Rodríguez y Alberto Pujols, aumentaron a 14 la exigencia. Sammy Sosa ha sido capaz de conectar 20 jonrones en un mes y Rudy York 18, pero ya con la campaña humeante.

FRENTE AL RETO

¿Podrá el “Titán” seguir enfurecido en este abril? Su mayor desborde ocurrió en el 2009 con el uniforme de los Padres de San Diego, descargando 40 jonrones, después de 36 en el 2008. No ha podido regresar a la vecindad de esas cifras. En sus últimas cuatro temporadas con Medias Rojas y Dodgers, no ha llegado a los 30. Así que deberíamos descartarlo como aspirante para una nueva marca.

El pelotero de 12 años en las mayores, dijo que no fue su intención aplastar tres veces el pitcheo de Cashner. “Sólo estaba tratando de golpear la pelota”, expresó, sin agregar que lo suficientemente fuerte, como el impacto de derecha  casi arranca-cabeza asestado por Marquez a Pacquiao escalofriando al planeta. Nunca tomé en serio aquello de que “el jonrón sale solo”. Hay que pegarle en la nariz a la pelota y con poder. De no ser así, el vuelo no tendrá la longitud requerida.

UN DESTRUCTOR CAMUFLADO

Según el manager de los Padres, Buddy Black, dijo que Adrián es un bateador natural, desprovisto de esa espectacularidad que caracterizó a Mantle, a Reggie, a Canseco, a McGwire. Su swing se aproxima al suavemente matador de Ken Griffey, siendo horizontal no de golfista. Tiene rapidez y deslizamiento apropiado. Lo hace parecer fácil, como el de Robert Redford en la inolvidable película.

Bate de plata y guante de oro, González fue líder empujador en la Liga Nacional con 116 en el 2014, y factor en las dos primeras victorias de los Dodgers este año. “No llega al plato pensando en las verjas, sino en realizar un buen swing. Su disciplina es clave”, dijo el manager de los Dodgers Don Mattingly, un ex campeón de bateo con los Yanquis. Agregando un hit, Adrián bateó de 4-4 esa noche ruidosa. Es el primer pelotero en conectar tres hits o más en cada uno de los tres primeros partidos desde 1963, cuando lo hizo el boricua Orlando Cepeda.

Por ahora, nos obliga a seguir sus huellas.

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s