El Real Madrid a reaccionar

Columna deportiva por Edgard Tijerino M.

Mientras discutimos que esto de ver al Real Madrid navegando en la mediocridad, no puede seguir, y que tampoco Cristiano Ronaldo puede permanecer sin trascender, MOVISTAR les agradece su fidelidad en la “cacería” de tantas propuestas favorables.

Cristiano Ronaldo
(AP Photo/Alvaro Barrientos)

 

Hoy, el Real Madrid desplazado del liderato de la Liga por el ahora crecido Barsa, se enfrenta al Schalke alemán en la Champions antes de verse las caras con el Levante y esperar por el Clásico el 22 de marzo en el Nou Camp.

Difícil de creer pero está ocurriendo: algo está apretando por el cuello al Real Madrid, aflojando sus piernas, oscureciendo su cerebro, sujetándole el estrépito que llegó a impactarnos tanto, apagando la fluidez y creatividad de su futbol, sepultando su pegada. Tiene que reaccionar y hoy se le presenta un buen momento para iniciar su restauración y realizar otra escalada.

Después del angustioso empate con el Villarreal 1-1, el equipo de Ancelotti, con su galería de super astros deambulando como fantasmas desorientados en la cancha de San Mamés, cayó de rodillas 0-1 ante un sólido y crecido Bilbao, víctima de ese estupendo cabezazo de Aduriz por encima del inutilizado Pepe, agujereando la cabaña de Casillas, distante en su reacción y vuelo, de ese rincón superior izquierdo por dónde entró el balón en el minuto 25, muy temprano para ser considerado mortal, como finalmente resultó.

Al caer el telón, sangrando por la pérdida de cinco puntos en los últimos dos juegos, seguramente todos se quedaron mirando en la caseta blanca como intentando fijar un culpable, aún sabiendo que todos lo eran. Reemplazar a Kroos por Lucas Silva en el minuto 77, fue un claro indicativo del desconcierto. Kroos, el jugador incansable de tres pulmones y mente permanentemente lúcida, el de kilometraje inagotable, el ombligo de la maquinaria, sacado de juego. Una extraña imagen.

El Madrid tuvo oportunidades de nivelar, pero siempre faltó ese “algo más” que tan fácilmente se conseguía. Cierto, el arquero Iraizoz estuvo acertado cerrando, puñeteando y atajando, pero la tropa de Ancelotti careció de ideas y de profundidad. Cristiano no fue el atacante de los 14 goles en 7 juegos como visitante en San Mamés, Benzema se vió desconectado y Bale no consiguió ser incidente.

¿Qué le pasa a Cristiano? Esa es una gigantesca intriga. El artillero, alcanzado por Messi en el liderato de la Liga con 30 goles, debe volverse a mostrar de cuerpo entero provocando pánico. Eso es clave para Ancelotti que ha convocado a Modric.

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s