Barcelona avanza a su 5ta final de la Copa del Rey

Columna deportiva por Edgard Tijerino M.

¿Chequearon el duelo paso a paso utilizando un Smartphone de MOVISTAR? Qué bueno. Se percataron que no se le puede pelear al Barcelona con un hombre menos y la necesidad de marcarle dos goles mientras su ataque es sujetado. “Amputado” por la pérdida de Pina consecuencia de tarjeta roja desde el minuto 66 con el marcador 1-1, el batallador Villarreal quedó manos arriba y cayó nuevamente 3-1 ante los azulgrana, que avanzaron a su quinta final de Copa del Rey en los últimos seis años. No impresionaron los catalanes, pero hicieron lo suficiente para liquidar las semifinales con un 6-2 como marcador global.

(AP Photo/Alberto Saiz)
(AP Photo/Alberto Saiz)

El gol de Neymar recibiendo un centro trazado por Messi desde la derecha en el tercer minuto de juego, cuando todavía los músculos no terminaban de estirarse y los latidos de 22 corazones sin agitarse no alcanzaban a ser audibles, fue un golpe en la madrugada del partido de gran significado. Muy temprano, el Barsa en ventaja 1-0 como visitante, se inyectaba con esa confianza que garantiza calmar un partido, fortaleciendo la amplitud de 3-1 obtenida en el Nou Camp.

Finalmente, después de verse obligado a batallar intensamente por prevalecer, algo que sólo consiguió cuando quedó en ventaja numérica en el minuto 65 por la tarjeta roja aplicada a Pina, dejando al Villarreal amputado con un hombre menos, estando la pizarra equilibrada 1-1 por la estocada del “Mosquetero” mexicano Jonathan Dos Santos, el Barcelona se impuso 3-1 con el agregado de los goles de Luis Suárez en escapada con pelota entregada desde atrás por Mascherano, y de Neymar, con un cabezazo golpeando ese centro preciso enviado por Xavi.

 

SOLO UN PINCELAZO DE MESSI

Esa desesperación por volver a ver en acción al Barcelona fabrica magia de Guardiola, que aún perdiendo batallas dramáticas con el Inter, el Chelsea o el Madrid, impresionaba, nos está afectando cada vez que valoramos los triunfos obtenidos en esta etapa Luis Enrique. Es como si pretendiéramos volver a ver los Bulls de Jordan, el Brasil de Pelé, un peso pesado como Alí, o el Federer de hace cinco o seis años. No nos resignamos al paso del tiempo y los cambios. Es posible que no volvamos a ver al Usain Bolt que tanto asombro provocó.

Este es el Barcelona de hoy y como tal hay que admitirlo. Incluso con Guardiola en el timón no seria el mismo. Hay otros músicos en la orquesta y viejos pilares, han perdido facultades. Ayer, apartando el pincelazo de Messi con esa entrega milimetrada, como dibujada en la mesa de un arquitecto como Calatrava, rematada por Neymar para golpear primero, se le vio muy poco, y una de sus intervenciones de mayor mérito, fue un oportuno despeje en la defensa con el Barsa tratando de salir de dificultades.

SAE PINA Y BUSQUETS LESIONADO

¿Estuvo bien aplicada la tarjeta roja a Pina? Pienso que sí. El árbitro estaba a la orilla cuando trabó a Neymar en brusca barrida por detrás, primero con pierna derecha y casi de inmediato, con la izquierda como tenaza provocando el derribamiento. Fue una reacción de molestia frente a la presencia de Neymar en recuperación y proyección de alto costo para el Villarreal que manejaba con firmeza el empate 1-1 desde el gol de Dos Santos en el minuto 38, abriendo espacio a la posibilidad de una milagrosa remontada de lograr un par de goles más, frente a éste Barsa un poco perezoso, retrocediendo pelotas innecesariamente hacia el arquero Ter Stegen, y una vez más, con poca creatividad en el medio, lamentando la pérdida de Busquets por lesión en el minuto 41 y extrañando a Rakitic, quien ingresó hasta en el 77 por el combativo Mascherano.

La final de Copa, quinta del Barsa desde el 2009, será contra el Bilbao, vencedor del Español 2-0, equipo al que ha vencido dos veces, perdiendo también en par de ocasiones con el Real Madrid.

¿Molestos por la falta de brillantez de éste Barsa? No deberíamos estarlo. Este es otro equipo, de mucho ímpetu adelante aunque sin aquella magia en el centro del campo que hacía de la posesión del balón un deleite, necesitado de más flexibilidad y entendimiento atrás. Un Barsa expuesto constantemente al riesgo.

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s