El Barcelona cobra vida

Columna deportiva por Edgard Tijerino M.

El jugador del Barcelona, Luis Suárez, festeja un gol contra Manchester City en la Liga de Campeones el martes, 24 de febrero de 2015, en Manchester, Inglaterra. (AP Photo/Rui Vieira)
El jugador del Barcelona, Luis Suárez, festeja un gol contra Manchester City en la Liga de Campeones el martes, 24 de febrero de 2015, en Manchester, Inglaterra. (AP Photo/Rui Vieira)

El Barcelona, ese equipo que se vió apagado frente al Málaga, cobró vida bruscamente realizando un formidable primer tiempo “Marca Guardiola”, recuperando su flexibilidad, destreza y dominio para imponerse 2-1 al agresivo Manchester City en el duelo de ida en la fase de octavos de esta Champions, tomando una significativa ventaja para la próxima batalla como local en el Nou Camp el 18 de marzo.

Messi volvió a brillar con toda su gama de habilidades en diferentes sectores del campo, participando en la elaboración de los dos goles registrados por el uruguayo Luis Suárez con un centro preciso y provocando un desequilibrio casi caótico en la defensa inglesa antes de entregarle la pelota a Jordi Alba, quien fue hasta el fondo y trazó ese centro rasante rematado frente al portón de Hart. Parecía que Messi coronaría su actuación cobrando eficazmente el penal que le cometió Zabaleta en el minuto final del tiempo agregado, pero el arquero Hart captó la intención, fue a su izquierda rechazando el disparo y cabeceando en palomita, Messi volvió a fallar.

Ese gol, hubiera dejado groggy al City con desventaja de 3-1, pero no se produjo y Messi se sintió aplastado por la doble falta de acierto.

La contratación de Luis Suárez por el Barsa tenía un solo objetivo: el uso de sus puñales, esos que oculta en sus dos piernas y que también muestra por arriba, cuando golpea el balón con su cabeza. Un 9 puro con buen manejo de los dos perfiles, frío, pensante, vigoroso y certero en el área. Suárez había multiplicado inútilmente esfuerzos sin ser tan dañino como se esperaba, como se le exigía. La ansiedad lo estuvo carcomiendo juego tras juego, hasta que llegó el momento apropiado en este duelo de trascendental importancia con el agresivo City, que afilándose, había goleado 5-0 al Newcastle, en contraste con la derrota del Barsa ante el Málaga 1-0. Dos puñaladas de Suárez, una de izquierda en el minuto 16 y otra de derecha a los 29, facilitaron el triunfo del Barcelona 2-1, que pudo ser más amplio de no fallar Messi ese penal en el tiempo de descuento, después que Neymar en el minuto 40 malograra una posibilidad, y que un disparo de Alves en el 44, rebotara en el travesaño.

El gol del Kun Agüero en el minuto 69, estupendo, recibiendo un taconazo de billar ejecutado por el Chino Silva y abriéndose paso a base de destreza y riñones entre dos defensas para rematar de derecha, perforando a Ter Stegen, recortó la diferencia 2-1 revitalizando al City. La expulsión de Clichy en el minuto 74 consecuencia de doble amarilla, desarmó al equipo inglés.

 

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s