Tijerino: El factor Messi, clave

EDGARD TIJERINO

¡Cómo incide Messi! ¡Qué clase de factor es tanto en lo emotivo como funcional! Aún a medio gas, trotando, esquivando las fricciones, es mucho lo que puede aportar. Lo volvió a demostrar.

Hasta el minuto 62, lo que estaba ocurriendo en el Nou Camp de Barcelona, ante casi 100 mil testigos con sudor en los huesos, su sistema nervioso destrozado y las ilusiones deshilachadas, era algo terrible: el equipo azulgrana, sin brillo, careciendo de precisión, deambulando casi, perdiendo 1-0 ante el París Saint German por el gol del argentino Pastore, estaba siendo eliminado de la Champions. Fue en ese momento, que contra diagnóstico médico, con determinación de espartano, entró Lionel Messi por el desajustado Cesc Fábregas, y al mismo tiempo el joven Bartra por el agotado Adriano.

Al entrar a la cancha el hombre de la linterna, aun con la advertencia de un cartel que decía ¡cuidado, frágil!, pero siendo capaz de iluminar su drásticamente reducido radio de acción fabricando preocupación, el Barsa se sintió reactivado, galvanizado, y salió de las tinieblas ejerciendo presión en forma más coherente, con mejor progresión de sus maniobras en el último tercio, lo que le hacía falta.  Apenas 8 minutos después, el gol de Pedro, un zurdazo letal.

Messi ató un balón a su botín zurdo y se abrió paso con dos quiebres, entregando verticalmente a Villa, quien recibió en el corazón del area, y decidió, oportunamente, retroceder para la arremetida de Pedro, quien sin perder tiempo, clavó la estocada zurda sacudiendo las redes de Sirigu, estableciendo el 1-1 de la salvación.

En el otro duelo, el Bayern, cada vez más temible, le repitió al Juventus italiano en Turín, el 2-0 conseguido en Munich, con goles del formidable Mandzukic y Pizarro. Como se esperaba, el Juventus obligado a buscar una remontada improbable, adelantó sus líneas y quedó expuesto a mayores riesgos, frente a un adversario que ha conseguido mucho ordenamiento para volcarse, presionar y ejecutar, aprovechando la movilidad, el oficio y la experiencia de Ribery y Robben, más la contundencia que identifica a ese feroz jugador que es Schweinsteiger.

¿Qué opinás vos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s